jueves, julio 11, 2013

Sobrepoblación carcelaria: la Justicia pide la reubicación de presos del Complejo Penitenciario Batán


Por INECIP

A raíz de un Hábeas Corpus Colectivo y Correctivo interpuesto por el Defensor de Casación Provincial, la Defensora Departamental de Mar del Plata y la Secretaria del Área de Ejecución Penal de la Defensoría Departamental, en el que el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP) se presentó como “Amigo del Tribunal”, la Cámara de Apelación y Garantías de Mar del Plata, sala 2, resolvió la reubicación progresiva y provisoria de los internos alojados en la Unidad Penitenciaria N° 15 de Batán que no pertenezcan a los departamentos judiciales de Mar del Plata, Necochea y Dolores.

A su vez, la resolución limitó el ingreso por 60 días de todo interno a las Unidades Penitenciarias N° 15 y 50 (unidad de hombres con condena y unidad de mujeres con y sin condena respectivamente) y restringió por el mismo lapso el ingreso de detenidos en el sector de alojamiento de la Unidad Penal N° 44 (unidad de hombres procesados) por encima del actual nivel de ocupación.

Por otra parte, la Justicia marplatense solicitó al Ministerio de Salud provincial que haga saber de la disponibilidad de alternativas terapéuticas en el ámbito bonaerense para el abordaje de patologías adictivas.

La Cámara también solicitó a INECIP la difusión del alcance y propósito de la resolución a fin de favorecer su comprensión por parte de la sociedad.

El Complejo Penitenciario de Batán atraviesa una grave situación de sobrepoblación penitenciaria, y una crónica vulneración de los derechos fundamentales de las personas que se encuentran allí privadas de su libertad. El encierro en condiciones de sobrepoblación niega la dignidad de las personas, e incluso implica en determinadas circunstancias, una violación a la prohibición absoluta de la tortura.

Además, afecta el derecho a la protección de la familia y hace que la situación de padecimientos y riesgos trascienda a los integrantes del núcleo familiar. Adicionalmente, supone un condicionamiento fuerte para la gestión penitenciaria limitando aún más la disponibilidad de los usualmente escasos recursos en materias fundamentales como la alimentación, medicina, profesionales de salud, servicios para la reintegración social, educación, trabajo y recreación, entre otras. Por otro lado, una cárcel sobrepoblada genera mayores niveles de violencia, dificultando seriamente el proceso de resocialización de los detenidos, y afectando negativamente la seguridad.

El Hábeas Corpus Colectivo y Correctivo fue interpuesto por el Defensor de Casación Provincial Mario Coriolano, la Defensora Departamental de Mar del Plata Cecilia M. Boeri,y la Secretaria del Área de Ejecución Penal de la Defensoría Departamental, Fabiana Andrea Danti, e INECIP, que se presentó en condición de Amigo del Tribunal.

0 Comentá esta nota:

Publicar un comentario