domingo, octubre 20, 2013

“De soja, agrotóxicos y lucha”



Por Red Eco Alternativo

En el Día Internacional de la Alimentación, 16 de octubre, el Ministerio de Agricultura dio la cifra oficial del área sembrada con soja: 20,65 millones de hectáreas, por encima de los 20 millones implantados en la temporada previa. Un día después, La Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM) denunció la publicación de un documento sobre el uso de plaguicidas realizada por el mismo Ministerio.

(Red Eco) La Argentina es el tercer país exportador de soja sin procesar. El monocultivo se expande por el país y va por más. La sequía, que está afectando al maíz y al trigo, no maltrata a la soja ya que ésta es más resistente a la falta de humedad. A principios de año, el informe económico del Instituto Argentino de Análisis Fiscal declaró que el valor de la producción de soja rondaría los USD 26.000 millones, el máximo valor de los últimos 12 años. Suficientes motivos para convertir a la soja en el cultivo favorito de los empresarios agropecuarios. El cuidado de la siembra es primordial por eso se utilizan plaguicidas con el fin de lograr a grandes escalas buenas cosechas.

La ONG FUNAM ayudó a dar a conocer el documento sobre plaguicidas que está distribuyendo el Ministerio de Agricultura: http://juridico2741.files.wordpress.com/2013/06/pautas-sobre-aplicaciones-de-fitosanitarios-en-areas-periurbanas-ministerio-agricultura-argentina.pdf  

El mismo fue presentado en el Parlamento Nacional y promueve criterios que violan normas vigentes en Argentina. Casualmente se encuentra elaborado principalmente por cámaras empresariales vinculadas a plaguicidas y algunos organismos públicos de agricultura, como SENASA(1). No participaron especialistas en salud, ecología y ciencias sociales así como tampoco, investigadores independientes y grupos de personas afectadas por el uso de plaguicidas.

El Dr. Raúl Montenegro, presidente de FUNAM  expresó que el documento fue elaborado para frenar la creciente aprobación de leyes provinciales y ordenanzas municipales que prohíben la aplicación periurbana de plaguicidas en franjas con anchos superiores a los 500 metros. Dijo también que es un intento desesperado para evitar que prospere la prohibición total de la aplicación aérea. “No es casual que funcionarios de agricultura y grandes productores omitan mencionar que en la Comunidad Europea hace ya cinco años que está prohibida la pulverización aérea de plaguicidas. Fue un trabajo de lobby disfrazado de buena práctica agrícola”, enfatizó.

Esta semana, paralelamente, se realizó en Asunción de Paraguay, el Encuentro Internacional por el Día Mundial de la Alimentación bajo el lema: “En el día mundial de la alimentación, decimos no a Monsanto”.
Del encuentro participaron colectivos de Uruguay, Chile, Colombia y Argentina. Se realizaron charlas sobre la realidad alimentaria de la región y se compartieron experiencias exitosas de agroecología. Algunas de ellas fueron: Semilla Róga (La casa de la semillas), pueblos indígenas guaraníes de la región Oriental, familias campesinas algodoneras, reforestación y asentamientos campesinos en el departamento de Canindeyú, nordeste paraguayo. Además se discutió sobre la problemática de las semillas transgénicas donde Raúl Zibechi, activista uruguayo, señaló lo perverso del modelo extractivista del agronegocio que no escatima el uso de la violencia para avanzar en sus proyectos. Agregó que en muchos momentos sólo es posible a costas de la desaparición física de referentes y de poblaciones enteras. Nombró como ejemplo a los últimos cuatro dirigentes paraguayos asesinados: Sixto Pérez (2012), Vidal Vega (2012), Benjamín Lezcano (2013) y Lorenzo Areco (2013).

(1) Instituciones que elaboraron y consensuaron suscribieron el documento que está siendo distribuido desde el gobierno nacional: Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos (MAGyA) de la provincia de Córdoba, la Comisión Federal Fitosanitaria (CFF), la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (AACREA), la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (AAPRESID), la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE), la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (CIAFA), el Consejo Profesional de Ingeniería Agronómica (CPIA), la Federación Argentina de la Ingeniería Agronómica (FADIA), la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (FeArCA) y la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA).

Fuentes: ARGENPRESS // www.argenpress.info; ALAI, América Latina en Movimiento // www.alainet.org
 

0 Comentá esta nota:

Publicar un comentario